domingo, 7 de agosto de 2016

El hogar del búho.

De vez en cuando,  me gusta revisitar algunos de esos libros que releía una y otra vez cuando era pequeña. Uno de mis favoritos era "La señora Frisby y las ratas de Nihm". Esta novela cuenta la historia de una ratona cuya casa corre peligro, su única oportunidad es pedir ayuda a una colonia de ratas muy inteligentes que viven debajo del rosal.

No sé si os habrá pasado pero, algunas veces, cuando he vuelto a los libros que amé muchímo hace tiempo, me he llevado pequeñas decepciones. Supongo que, aunque las palabras siguen siendo las mismas, hemos crecido tanto que ya no se nos ajustan del todo bien, como zapatos demasiado pequeños. Con este libro no me ha pasado esto en absoluto. La señora Frisby y las ratas de Nihm sigue siendo una delicia. Una historia de aventuras, contada de forma muy sencilla, pero llena de personajes maravillosos que se quedan en la memoria. No quiero deciros mucho más, para no estropearos la sorpresa si algún día os animáis a leerla.


Por cierto, Don Bluth hizo una maravillosa adaptación cinematográfica en 1982. El libro es básicamente una novela de ciencia ficción. La película, en cambio, se decanta por la fantasía. Además, algunas de las escenas tienen un tono mucho más oscuro que en el papel. En un momento de la narración, la protagonista va a pedirle consejo a un búho. En la película la escena es  aterradora. En cambio, yo imaginaba el hogar del búho como un lugar confortable, con un sillón cómodo y bien iluminado donde sentarse a leer en las tardes de invierno, una cama calentita con una colcha de retales cosida a mano y una bañera grande en la que chapotear.


Espero que estéis teniendo un buen verano y, si tenéis tiempo, que me contéis cuales eran vuestras historias favoritas y si todavía conservan la misma magia.



miércoles, 27 de abril de 2016

Bajo el mar: Poseidón y otros animales.


Hay tantos tipos de familias como de personas.

Están las familias perfectamente felices de las comedias de situación de los años ochenta. Ya sabéis, en esas que la mamá se levantaba, con tres horas de adelanto, para preparar un bufet de desayuno digno de un hotel de estrellas. Llenaba la mesa de tortitas humeantes, huevos revueltos, café, bollitos y fruta recién cortada. Y, la buena señora, no se enfadaba ni un poquito, cuando sus retoños salían pitando sin probar nada, llevándose el almuerzo en una bolsa de papel de contenido misterioso.


En el otro extremo podríamos mencionar a los dioses griegos. A pesar de ser todos parientes, se llevaban a matar la mayor parte del tiempo. Conscientes de ello, los tres dioses principales, decidieron repartirse el mundo, para coincidir lo estrictamente necesario (bautizos, bodas y cenas de navidad). Poseidón era más de playa, Zeus de montaña y  el pobre de Hades se tuvo que conformar con el sótano (creo que es por eso por lo que andaba siempre con un humor de perros).



Desde mi punto de vista, a Poseidón le tocó, sin duda, la mejor parte. No se me ocurre nada mejor que pasarme el día nadando en el mar, entre peces y demás fauna marina.



Y, cuando hace un par de semanas, me dio por coser al dios del tridente, decidí hacerle unos cuantos amigos submarinos, no sea que me la líe, que nos conocemos. Que un dios aburrido, es casi peor que uno enfadado. Tengo debilidad por la medusa. En las fotos no se aprecia, pero los tentáculos se mueven de una forma muy (no me sale la palabara) ¡medusil!

Espero que tengáis una semana bonita y que disfrutéis mucho de vuestras familias, reales, imperfectas e imprescindibles.



jueves, 7 de abril de 2016

Mitología griega: entre centauros y sátiros.


 La mitología griega  y latina molan eones. Lo tienen todo. Son historias que están a medio camino entre los cuentos de hadas y los relatos de terror. Está plagada de monstruos, castigos tan imaginativos (refinados y con mala baba) que difícilmente podrían salir de la mente de un simple mortal, dioses con pasiones y apetitos terriblemente humanos, efectos especiales, adrenalina, héroes, persecuciones y... ¿os había dicho que hay monstruos?

Entre toda la gama de seres que poblaban el Olimpo y alrededores, destacaban una serie de criaturas mitad humanas y mitad animal: faunos tocando el caramillo, sirenas haciendo naufragar marineros, sátiros persiguiendo ninfas, centauros adivinando el futuro (creo que eso más que de la mitología, creo que ha salido de Harry Potter) y minotauros que pueden hacer de un laberinto algo muy "interesante", aunque lleves GPS en el móvil.




"En cierto sentido, es bueno saber que hay dioses griegos ahí fuera, porque tienes alguien a quien echarle la culpa cuando las cosas van mal. Por ejemplo, si eres un mortal y estás huyendo de un autobús atacado por arpías monstruosas y fulminado por un rayo -y si encima está lloviendo-, es normal que lo atribuyas a tu mala suerte; pero si eres un mestizo, sabes que alguna criatura divina está intentando fastidiarte el día." 
Percy Jackson (narrador).
Percy Jackson y los dioses del Olimpo I. El ladrón del rayo de Rick Riordan


 Como podéis comprobar, el que no se consuela es porque no quiere, como Percy. Así que, si tenéis un día cruzado, en el que nada parece salir bien, siempre podéis echarle la culpa a los dioses.


martes, 29 de marzo de 2016

Tutorial camelia.


Si hay una flor que se asocia a Galicia, esa es la camelia. Paradójicamente, no es una planta autóctona. Como su nombre científico indica (Camelia japonica) procede de Asia, pero lleva tanto tiempo con nosotros, que la hemos adoptado. No es para menos, dan flores como si no hubiera un mañana y alegran parques y jardines durante todo el otoño y el invierno. Sospecho que al mosquito tigre y a la avispa africana será más complicado cogerles cariño.


Hoy vamos a hacer una camelia de fieltro, perfecta para adornar cualquier chaqueta o abrigo aburrido.


Los MATERIALES son pocos y cobardes, sólo necesitaremos:

. Fieltro: en este caso utilicé una gradación de tonos de tonos de rosa, pero seguro que en blanco también queda muy bonita.
. Miraguano para el relleno.
. Una pintura roja.
. Tijeras, aguja e hilo de bordar.

PASO A PASO:




Como podéis ver es muy facilita.

Espero que hayáis disfrutado del  puente y empecéis la semana con energías renovadas. 

martes, 22 de marzo de 2016

Plantas de primavera: tulipanes y mandrágoras.


¡Ya estamos en primavera! No hace falta mirar el calendario, simplemente con mirar por la ventana para darse cuenta de que la naturaleza ha acelerado su ritmo, ahora que el frío polar se aleja: los árboles empiezan a dar flores como locos, los pájaros no dejan de piar y todo está más verde y más limpio.


En el jardín hay más trabajo que en el resto del año junto: es tiempo de podar, abonar, plantar semillas y bulbos de verano. También llegó la hora de disfrutar de los bulbos que plantamos el otoño pasado: jacintos, narcisos, muscari, iris y tulipanes. Lo cierto es que se han tomado su tiempo. Me los imagino remoloneando bajo tierra durante los meses de invierno, bien tapaditos con una manta de musgo, contándose historias de miedo.





Es comprensible, mi actividad favorita en invierno, es hacer la croqueta en el sofá. Tal vez por eso haya tantas cosas que hacer cuando llega la primavera. ¡No es astenia, es puro agotamiento!


¡Feliz semana!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...