martes, 20 de diciembre de 2011

Navidades blancas


La primera nevada del invierno, originalmente cargada por Noia Land.
Siempre he soñado con unas navidades blancas. La nieve siempre aparece asociada a navidad en las postales, las películas y los villancicos. En mi pueblo ha nevado en serio, y cuando digo en serio, no me refiero a aludes y avalanchas sino simplemente a que cuajara, unas cinco veces en los últimos cien años. Es lo que tiene vivir al lado del mar y, aunque no lo cambiaría por toda las nevadas del mundo, me gustaría, aunque sólo fuera por una vez, despertarme la mañana de navidad con nieve tras mi ventana. Con el frío que hacía esta mañana, no lo descarto del todo. Muchos diréis ¡ilusa!, tal vez tengáis razón, yo prefiero pensar que soy optimista.
Ángel de nieve

Me gustan los ángeles de nieve pero nunca he hecho uno. Cuando he visto la nieve, me emociono tanto palpándola, saboreándola, oliéndola y rebozándome, que no me cuerdo de hacer uno de estos ángeles de nieve, por lo que me limito a coger la amigdalitis de rigor.

6532757739_30b9129f6e_o

Espero que me de tiempo a escribir otra entrada antes de Navidad, pero si no es así, me gustaría desearos felices fiestas a todos.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Abetina, la bruja blanca y mi pequeña galleta repostera.


Abetina, originalmente cargada por Noia Land.
Abetina, es el hada del árbol de navidad, que esconde regalos bajo su falda, por si Papá Noel o los Reyes Magos tienen algún despiste (ya tienen sus años), no quede niño sin regalo. Mientras tanto prepara dulces y adorna abetos con caramelos, para que las navidades sean todavía más dulces.

Abetina

Junto a Abetina, ha llegado, desde el frío Norte, La bruja blanca, con su carro de hielo tirado por osos polares.

 La bruja blanca

Por donde quiera que pasa, la escarcha cubre el suelo como si de un manto se tratase, el aire huele a nieve y empieza a soplar el viento.

La bruja blanca

Tiene el corazón de hielo pero en el fondo yo sé que no es del todo mala ya que una de sus mejores amigas es Galletita.

El beso más dulce

Galletita es la galleta más dulce del mundo (que ya es decir cuando hablamos de galletas), su afición es la repostería y no para de preparar delicioso pan de jengibre, mazapanes con forma de corazón y bastones de caramelo.

Mi pequeña galletita repostera


miércoles, 14 de diciembre de 2011

De árboles y sueños

Sigo haciendo sellitos ¡es tan relajante! Me he recorrido todas las papelerías de mi pueblo buscando gomas de borrar, preguntando a los dependientes: "¿Podría enseñarme la goma de borrar (dura) más grande que tenga?". Se limitaban a mirarme raro (no sé que clase de perversiones imaginaban) y luego rebuscaban en los cajones, para decirme: "antes teníamos unas grandes pero ya no quedan". Al final encontré unas de kukusumuxu que miden unos 5x15cm, estupendas para carvar. Me traje un buen lote para casa y me faltó tiempo para ponerme manos a la obra. Tengo ganas de probar los bloques especiales para hacer sellos, pero, de momento los gastos de envío me disuaden.

Lo primero que hice fue un tronco de árbol. Ya tenía unas cuantas hojas hechas con anterioridad. Me encanta como queda, sobre todo porque es muy versátil. Puede ser un árbol desnudo, ponerle más o menos hojas de diferentes colores dependiendo de la estación, o incluso, flores o frutos.

"Los árboles son muy raros...

Decía José Bergamín (y cito de memoria):

Los árboles son muy raros
se desnudan en invierno
y se visten en verano.

Este poema estaba en mi libro de segundo de primaria, y todavía no se me ha olvidado.Y, pensando en árboles, me acordé que tenía puzzle de madera, que compré en un mercadillo por casi nada. Estaba en un estado lamentable, con la pintura saltada y pintado de negro y verde camuflaje. Así que me dispuse a rescatarlo con una buena dosis de lija, un poco de pintura turquesa. Al final decidí estamparle unos sellos para darle más vida. Tendría que haber sacado una foto antes de ponerme con él pero, cuanto me pongo con algo, lo cojo con tantas ganas que me olvido de todo.

Sello Eric

Aquí está el resultado.

Con la otra mitad de la goma hice un sello de Eric (un personaje creado por Shaun Tan que me tiene robado el corazón). Ya con los restos de goma, porque no hay que desperdiciar nada, hice una tacita y unos banderines, que quedan graciosos en cualquier lugar.

Sello Eric

domingo, 11 de diciembre de 2011

A Belén


A Belén, originalmente cargada por Noia Land.

Me he propuesto que cada año mi abeto navideño tenga, al menos, un adorno nuevo. Esta estrellita que guía a los magos de oriente es el primero que he hecho este año. Así seguro que los reyes no se olvidan de dejar algo bajo mi arbolito. Espero poder hacer alguno más en estas dos semanas que faltan para Navidad.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Hogar, dulce hogar


Hogar, dulce hogar, originalmente cargada por Noia Land.

En algunas ocasiones, empiezo una manualidad con una intención y termina siendo algo totalmente distinto. En este caso, me dispuse a utilizar las ramas pulidas por el mar que recogí en la playa el toro día, para hacer una corona navideña que decorara mi puerta. Cuando la terminé no era precisamente redonda y pensé ¡anda, una casita de pájaros!. Así que busqué un par de pajaritos de cristal, que compré las navidades pasadas, y los puse a vivir en ella. Me encanta el resultado. Aunque en la foto no lo parezca mide unos 60cm y es realmente vistoso. De hecho, me ha gustado tanto que todavía no sé si este adorno, en lugar de descolgarlo el siete de enero, se quedará todo el año adornando mi pared.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Tutorial revista miniaturas


Tutorial revista miniaturas, originalmente cargada por Noia Land.

Soy como los turrones en las revistas de miniaturas, vuelvo por navidad. Lo cierto es que hace una ilusión especial que cuenten con mis trabajos.

lunes, 5 de diciembre de 2011

La curiosidad...


La curiosidad..., originalmente cargada por Noia Land.

Todos los días, mientras cocino, se asoma a la ventana este caballero. Soy de las que se derriten con unos ojos bonitos, así que termino invitándolo a comer y siempre se lleva algunos mimos y los mejores bocados. Creo que no termina de serme fiel, y que ronda también a alguna de mis vecinas, poniendo las misma cara zalamera. ¡Es lo que tienen estos Don Juanes!

viernes, 2 de diciembre de 2011

Tutorial: trineo en miniatura

No sé si a vosotros también os pasa, pero a mi las navidades y otras fechas señaladas me invitan a hacer más trabajos manuales. Tal vez este año, que se empeña en pintarse de gris, todavía más. Y lejos de rendirme, cada día, intento hacer cosas que construyan un mundo mejor, grandes o pequeñas como puede ser una sonrisa, una miniatura o un regalo. Así que este tutorial es un pequeño regalo, que espero que os guste.

Miel

Materiales y herramientas: Arcillas poliméricas, arcillas poliméricas líquidas, pintura acrílica, pintura al óleo blanca, pequeñas bolas de vidrio, nieve artificial en polvo, barniz, rodillo o máquina de pasta, cortadores para arcillas poliméricas, pincel fino, buril, aguja enmangada, palillo o similar y horno de cocina (no microondas).


Empezamos con la base. Para ello hay que hacer una lámina fina con arcilla polimérica de unos 2 mm de grosor (puedes usar la máquina de pasta o un rodillo) y, a partir de ella obtener una figura de forma circular. En el mercado se encuentran gran variedad de cortadores con formas diversas: formas geométricas, estrellas, velitas... Si no tienes cortadores puedes arreglártelas con herramientas más caseras como el tapón de una botella por ejemplo. La parte metálica de los lápices con goma también es ideal para hacer cortadores chiquititos que van muy bien para las miniaturas.

Tutorial trineo en miniatura 1

Ya tenemos la base. Como queremos simular un paisaje invernal, la cubrimos de nieve. Para ello mezclamos una pequeña cantidad de pintura al óleo blanca, con arcilla polimérica líquida. Yo utilizo la marca Kato porque creo que queda más brillante pero podéis usar cualquiera (fimo, sculpey…). Para que la mezcla no quede demasiado líquida y adquiera algo de textura, hay que añadir una pequeña cantidad de nieve artificial en polvo (la podéis encontrar en tiendas de modelismo), hasta obtener una textura líquida pero con cuerpo (como la masa para hacer un bizcocho). Con esta mezcla cubrimos la base por completo.

Ahora faltan los adornos. Un abeto siempre queda bien en una escena navideña. Este está hecho apilando estrellas de arcilla polimérica en orden decreciente, alternado puntas y colores. Ya que va a ser el elemento de mayor tamaño, lo colocamos en la parte de atrás de la escena. Añadimos un pequeño trineo. Para hacerlo sólo hay que formar un pequeño cubo con los dedos, y lo colocamos en su lugar.

Todos sabemos que el trineo de Papa Noel está tirado por renos, así que necesitamos renos. Modelar renos a esa escala es complicado, así que nos podemos valer de un pequeño truco, que es utilizar un molde. En muchas mercerías y tiendas especializadas en patchwork comercializan botones chiquititos con casi todos los motivos imaginables. Escogemos el reno más pequeñito que tengan, para luego reproducirlo en arcilla polimérica. Para ello utilizamos un trozo de arcilla polimérica que no vayamos a utilizar (un poco sucia o de un color poco afortunado) y presionamos el botón sobre ella hasta dejarlo marcado. Una vez horneado ya tenemos el molde del que podremos sacar los tres renos que necesitamos. A uno de ellos le pintamos de rojo la nariz, y lo colocamos a la cabeza del trineo.

Tutorial trineo en miniatura 2

Hacemos un diminuto Papá Noel, yo le he hecho con un diminuto cortadro de galletas que tuve la suerte de encontrar en ebay pero sino lo tenéis se puede hacer con con tres bolitas: una para la cabeza, otra mayor para el cuerpo y la tercera para el saco y lo colocamos sobre el trineo. Ahora faltan los pequeños detalles que harán de la escena algo especial: añadir un poco de nieve al abeto, una pequeñas bolitas de cristal que aportarán brillo al conjunto y algunos detalles en pintura acrílica, como las cinchas de los renos Sólo queda hornear y, una vez frío, añadir pequeños toques de barniz en algunas zonas.

Tutorial abetos en miniatura 3

Y ¡ya está listo! para el deleite de vuestras muñecas, para adornar una cajita o un regalo, o hacer un imán de nevera.




jueves, 1 de diciembre de 2011

Tiempo de trompos y setas

Aunque la lluvia y el frío anuncian el invierno, el calendario nos asegura que todavía estaños en otoño. Este año no he podido ir a buscar setas, esa cierta micofobia que tenemos los gallegos me impide recolectarlas para comerlas, pero me encanta sacarles fotos. Así que, haciendo una excepción, sólo por esta vez, me conformo con fotos de setas de mentira encarnadas en sellos de madera , botones o etiquetas que brotan de telas japonesas y conviven con cervatillos.


Sueños imprevistos

Hay miles de objetos, personas o situaciones, a los que asocio determinadas tonadas. No puedo evitarlo, pero en cuanto veo una Amanita muscaria con su gorro rojo con lunares blancos, viene a mi mente la música del cascanueces. Siempre me ha gustado la película de Disney Fantasía, especialmente esta parte donde las setas cobran vida.

El cascanueces

6437077765_11a5062be0_b

Así que imagino que en cualquier momento abrirán los ojitos y empezarán a bailar.

También las asocio a trompos y peonzas. Hay un refrán en gallego que dice: "Polo San Martiño, trompos ó camiño", así que conviven en otoño setas y trompos (que parecen el el fondo setitas del revés).

Tiempo de trompos y setas

Por último os dejo una pequeña etiqueta con los sellos que he hecho últimamente. Es muy sencillita, pero ese es uno de los motivos por los que me gusta.

6437075473_a3172bd1f0_b

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...