jueves, 19 de enero de 2012

En la tierra de Oz

Los que me seguís un poquito ya conocéis mi amor por los cuentos. Uno de mis favoritos es "El maravilloso mago de Oz" de L. Frank Baum. Le tengo especial cariño, porque mi primer libro pop-up, que para mi era un auténtico tesoro y que todavía conservo, aunque bastante machacado, contaba las aventuras de Dorothy en la tierra de Oz. Tardé años en leer el original y volvió a cautivarme, lo mismo que la película. Y no puedo evitar revisitarlo de vez en cuando, o leer nuevas versiones, como la estupenda Wicked, de la que también se hizo un musical.

Una de las cosas que me divertía y espantaba al mismo tiempo era la forma en que mueren las dos brujas malas de Oz. A la primera, la malvada bruja del este, le aterriza encima una granja, y solo se ven asomando por debajo unos pies enfundados en unos zapatos mágicos. En el original son de plata pero la magia del cine hacen que se te graben cosas en la retina que son difíciles de olvidar, así que para mi siempre serán de rubí. He querido hacer un broche recordando este tema.
Sigue el camino de baldosas amarillas

Siempre vuelvo a mis temas preferidos, así que con anterioridad ya había hecho alguna manualidad con este tema. Os dejo un mosaico para que las recordéis.
En la tierra de Oz


5 comentarios:

  1. Me encanta esa casita ... he pensado en hacerla como aplicación sobre una camiseta de color liso para mi hija ... Muchas gracias.Mariajo

    ResponderEliminar
  2. Hola!

    Preciosa version de la casita, y que bonito y gratificante es poder alimentarse de esos recuerdos de la niñez, que son tan dificiles de borrar; en tu caso para bien! que te duren...

    Feliz fin de semana abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Una preciosidad!! besitos, guapisima,sigue con esa magia!

    ResponderEliminar
  4. Pero que bonita me encanta esa casita.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...