lunes, 19 de marzo de 2012

La hora del té

Por fin este fin de semana he tenido tiempo para hacer algunas cosas que me gustan y que a veces dejo olvidadas. Después de algunos meses con las gomas de borrar arrinconadas, me he armado gubia en mano y he hecho algunos sellos, que os iré enseñando.

Empecé con una tetera humeante. Es un sello bastante grande, y, una vez estampado, en el vapor de la tetera hay espacio suficiente para escribir mensajes o escribir una dirección


Sello tetera

Estaba un poco oxidada después de tanto tiempo y se me ha ido un poco la chuchilla por algunos sititos pero he conseguido arreglarlo (mas o menos) y, al final, me gusta mucho el resultado.

Sellos tetera (detalle)

He aprobechado para estampar unos cuantos sobres con colores pasteles. Los envoltorios bonitos son tan agradables en embellecen aquello en envuelven, y con las palabras pasa lo mismo.

La hora de té

Incluso el té me sabe mejor si la taza es bonita, aunque este té de frutos rojos es delicioso por si mismo. Esta es una mis tazas favoritas, porque parece de casita de muñecas. Lo único malo es que entre foto y foto, el té terminó por enfriarse.
Al final del arco iris

6 comentarios:

  1. yo veo que eso de tallar en la goma y hacer esos sellos que haces tan chulos , tiene que ser dificil, felicidades, este sello es muy chulo

    ResponderEliminar
  2. Je, je, je. Te quedó muy bonita esa tetera.
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. I am sure who received such lovely post will be smiling from ear to ear.
    I love your teacup and the cupcake tea-thing.
    Have a sunny day.
    Maria

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a todas, me encanta que me visitéis.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...