viernes, 24 de febrero de 2012

Punto de cruz en miniatura




El punto de cruz siempre ha sido una de mis asignaturas pendientes. Le cogí manía en la escuela, creo que de pequeña estaba más interesada en correr y pintar que en enredarme con los hilos. Empecé un "tu y yo" en un paño de cuadros verdes, al que la profesora insistió que adornara con unas horribles flores azules, que nunca llegué a terminar.

Desde entonces lo he vuelto a coger dos o tres veces, sin demasiadas ganas. Y me parece una pena, porque me encantan los trabajos en punto de cruz, sobre todo para la casa de muñecas. Así que no pude resistir la tentación de intentar hacer un pequeño trabajo de punto de cruz que propuso Margarita Segura en su blog "Zarandajas y menesteres". Margarita es una auténtica artista en la materia, cuya perfección en cada puntada no dejo de admirar.

Seguimos este esquema. En principio estaba pensado para ser un cojín o un cuadrito en miniatura, pero en mi caso, no tenía la tela adecuada, así que me quedó un poquito grande para eso. Terminará siendo una pequeña alfombra o un mantelito.

Punto de cruz


Aquí os lo enseño bien de cerca. Me gusta como quedó, aun con sus imperfecciones. La parte de atrás es un auténtico desastre, y no la enseño por pudor, pero supongo que en esos también iré mejorando. Estoy deseando ponerme con el próximo reto.


jueves, 23 de febrero de 2012

Mandrágoras


Mandrágoras, originalmente cargada por Noia Land.

Ya sabéis que me gusta hacer miniaturas de vez en cuando. Mi temáas preferido son los juguetes, los dulces y, sobre todo, las criaturas mágicas.

Empecé esta mesa debido a un acontecimiento fortuito. Quería hacer algunas plantitas en miniatura y ¡se me rompió una maceta! Como me dio pena tirarla pensé en aprovecharla haciendo una planta cuyas raíces fueras tan bonitas como la parte visible. Las zanahorias siempre son una opción, pero no se suelen poner en macetas, así que me decidí a hacer estas madrágoras.

Mandrágoras

Las imaginé como bebés en minitura, pero con buen carácter, en lugar de las lloronas que aparece en Harry Potter.

Mandrágoras

Para completar la escena utilicé algunas bellotas, ramitas y piñas naturales y un pequeño erizo, como los que solía hacer Elisa.

Mandrágoras

Y lo que más me gusta de todo es que esta mesa será parte de una escena hecha entre varios miniaturistas. Aunque mis muñecas no están muy de acuerdo y se la quieren quedar.




martes, 21 de febrero de 2012

Bordado japonés.


Ciervo, originalmente cargada por Noia Land.
Desde hace unos cuantos días no paro de mirar libros japoneses de bordado. ¡Son tan bonitos e inspiradores! Ya sólo las portadas valen la pena y el interior está lleno de fotos increíbles con diseños maravillosos.

Antes pensaba que el bordado era bonito pero algo pasado de moda, pero con esos esquemas modernos, con un toque infantil, tengo que reconocer que he caído rendida. Me moría de impaciencia por probarlo todo. Sólo hay un problema (en realidad dos), el más importante es que no sé bordar, y, el segundo, que tampoco sé japonés, así que las explicaciones de los libros de nada me valen.

Pero en realidad eso tampoco fue ningún impedimento. Desempolvé un viejo aro de bordar, me pertreché con aguja y unos cuantos hilos y me dispuse a hacer unos cuantos diseños. Los de los libros son preciosos, pero siempre es más bonito hacerlos propios.
A paso de tortuga
Empecé con esta chica-ciervo que dibujé hace unos días
Sello, la dama ciervo
Cuando la tenía toda la cabeza terminada, en el punto de bordar más sencillo (y en realidad el único que sabía), me puse a experimentar probando a hacer los cuernos esa especie de punto de cadeneta que vi en un libro. Para ser la primera vez, creo que no me ha quedado nada mal. Para completarlo me faltaba llenarlo de "esos bollitos tan monos" que aparecen en los bordados de las gente que sabe bordar "de verdad". Descubrí que se llaman nudos franceses y hay varios tutoriales que enseñan como hacerlos. Son fáciles y divertidos. Cuando empecé ya no pude parar y, en una tarde, hice otros dos bordados más, una lechucita:
Lechucita
y un pájaro posado en una rama.
Pajarito
La verdad es que me gusta bastante como han quedado. No sé si integrarlos en un futuro cojín, o colgarlos tal cual en la pared.





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...