lunes, 28 de octubre de 2013

La casa encantada y un murciélago "supercursi"

La casa encantada

Con Halloween a la vuelta de la esquina, las casas abandonas se llenan de misteriosos susurros, crujidos inquietantes y chirridos de cadenas. Son casas con superpoderes, como el de convocar a las nubes para que nunca luzca el sol sobre ellas, asustar a los niños traviesos o atraer a extraños inquilinos.

Esta en concreto está habitada por una panda de monstruos andarines de lo más variopinto: esqueletos vestidos de etiqueta, vampiros vegetarianos, calabazas sonrientes, el monstruo de Frankenstein y unos cuantos murcielaguitos que no saben volar pero que corren que se las pelan.

No os dejéis engañar por su aspecto, en el fondo son unos gallinas. Durante el día, se encierran a cal y canto y duermen todos juntos y revueltos por si aparece algún bebé o alguna ardilla, que les dan auténtico pavor. Aquí está la prueba. Más que una casa encantada parece el camarote de los hermanos Marx.

La casa encantada

Antes de ser colonizada por estos monstruos andarines, en la casa vivían una pareja de fantasmas. Eran bastante simpáticos y muy silenciosos pero terminaron por mudarse. No paraban de engancharse con las tablas sueltas y hacerse siete en las sábanas.. Y, aunque me caían bien, ya estaba un poquito cansada de tanto zurzir.

La casa encantada

El último en instalarse en la casa es este murciélago Supercursi, nacido de las manos de Ylenia . Es un espíruto libre, le gusta dormir colgado cabeza abajo del árbol de la entrada, y, ya de paso, hace de vigía, para que los miedicas de los monstruos andarines duerman tranquilos.

Murciélago supercursi

Ha revolucionado la casa. Quiere hacer picnics sin parar, para los que siempre prepara sandwiches de aguacate, que, sorprendentemente, les entusiasman a todos (ahí es donde he descubierto que los murciélagos corredores son frugívoros, porque no dejan ni las migas). Y no consiente que nadie beba el zumo, así, de cualquier manera, directamente del cartón. Lo sirve en tacitas de abuela sobre tapetes de ganchillo ¡ Si hasta van a terminar por aprender modales todos!


Batipicnic

Llegó desde Málaga en una camita de tela de saco adornada con una pluma (yo creo que ayudó a que llegara a casa en un suspiro), tan bonita que daba hasta pena abrirlo. Pero claro, no se podía quedar dormido para siempre.

Murciélago supercursi

Asi que cuando lo abrí, reutilicé la telita para adornar uno de los botes de crema de castañas que hice el fin de semana pasado. Y quedó así de bonito.

Crema de castañas

Las castañas las recogí yo misma, paseando por el monte  en uno de esos días otoño perfectos. No os imagináis lo bien que olía todo a flores, tierra mojada y aire fresco.

Un día de otoño

Recogí castañas, gracilmente cual hipopótama salida de la peli de Fantasía, intentando no pisar las flores, y volví a casa cansada y feliz. ¿Se puede pedir algo más? Sólo crema de castañas con sabor a marron glacé.






8 comentarios:

  1. Hola! Ayer a la noche te escribí un comentario , veo que no te llego,. La casita con todos sus detalles preciosa, me gusta como ambientas lo que haces con una historia de cuento, los fantasmas no asustan de los simpatiquisimos que son, el murciélago muy lindo y la presentación de la crema de castañas me encanta, no se el sabor que tiene, ¿Esta rica? Besitos ;)

    ResponderEliminar
  2. me encanta esa casita encantada , incluyendo a sus variopintos habitantes, y ese murcielado es una monada ,tan refinado el,
    y esa crema de castañas debe estar de rechupete , me encanta como has rehutilizado esa tela de saco

    besitos

    Mari

    ResponderEliminar
  3. Son monstruosamente bonitos. Me encantan

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por pasar a visitarme. La crema de castañas está deliciosa. Empecé siguiendo dos recetas para hacer mermeladas, pero como soy como soy, hice tantos cambios sobre la marcha que terminó siendo una crema de castañas dulce. Sabe a marrón glacé, a vainilla y dulce de leche.

    ResponderEliminar
  5. ¡Me encanta todoooo! Esa casita en la que me quiero a meter así me tenga que reducir la cabeza (y todo lo demás) como los jíbaros, los fantasmitas, la crema de castañas y todo el tinglao maravilloso que has montado. Felicísima me hallo de que Murciélago haya llegado a tan divertido hogar y celebre merendolas como ésta.

    ¡Un beso y muchas gracias!

    PD: me ha hecho gracia lo del hipopótamo de Fantasía porque mi hermano me lo decía de pequeña ¬¬ Vamos, me hace gracia porque lo tengo superado, que si no...¡jajaja!

    ResponderEliminar
  6. Que linda la casita con todos sus detalles y la pareja de fantasmitas son una cucada de bonitos!!! El murciélago y el arte de Ylenia... que se puede decir si tiene magia en las manos!! La crema de castañas tiene una pinta increíble!!!! Y la historia que nos has explicado es tan chula!!! Vamos que quiero ser vampiresa y vivir en tu casita!!!!

    ResponderEliminar
  7. Que bonito todo, que bonita eres, que rica crema de castañas :-) abrazote

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado conocer a los habitantes de esa tétrica casita

    :)

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...