martes, 19 de febrero de 2013

La niña lechuza.

Niña lechuza

Llevo unos días inmersa en una buho-adicción, en la que de mis manos no paran de nacer búhos y lechuzas, como las que cada noche revolotean en torno a mi casa. Como siempre digo la inspiración hay que pillarla al vuelo.

Niña lechuza

Me gusta dejarme llevar por lo que me apetece hacer en un momento dado, y creo que las muñecas que más me gustan han nacido de estos brotes de actividad frenética. No hay nada como disfrutar con lo que haces para que las musas aparezcan.

Niña lechuza

Así que me dejo llevar por esta fijación por las rapaces nocturnas. No sé cuanto me durará, pero pienso aprovecharla mientras lo haga. Los próximos días os seguiré enseñando la colonia de buhitos que anidan en mi mesa. ¿Y vosotros? ¿Hay alguna cosa con la disfrutéis especialmente estos días?

lunes, 18 de febrero de 2013

Amanecer

Amanecer

A veces es un placer madrugar, aunque sea en fin de semana, para ver amanecer y empaparse de calma y tranquilidad. Adoro esas horas mágicas, cuando la luz es un elemento más del paisaje, y más que tocar acaricia los objetos.

Amanecer

jueves, 14 de febrero de 2013

San Valentín

Feliz San Valentín

A pesar de que nunca he celebrado esta fecha, no quería dejar pasar la ocasión de desearos un gran día. Pensándolo bien no está tan mal un día donde las cursiladas no sólo están permitidas, sino que son casi obligatorias, y donde agradecer la inmensa fortuna de tener a alguien a quien abrazar.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Ranita princesita.

Ranita princesita

Érase una vez que se era, una niña que le gustaba disfrazarse de princesa. Un buen día, se encontró un pequeño sapete entre las flores de su jardín,  que le hacía guiños con sus ojazos saltones. ¿Sería un príncipe hechizado? Eso nunca lo sabremos, porque cuando intentó atraparlo para darle un beso, el sapo se esfumó entre los nenúfares. Así que, ese día, la niña que le gustaba disfrazarse de princesa, le pidió a su mamá que le hiciera un disfraz de rana, para no volver a asustar a posibles sapos hechizados. Y colorín, coladado, este cuento es ha acabado.

Ranita princesita

Es curioso, cualquier cosa que cuentes precedida por las palabras "Érase una vez", se convierte por arte de magia en un cuento.

Ranita princesita

lunes, 4 de febrero de 2013

Bebé disfrazado de ciervo, osito y rana

Bebé con disfraces

Con el carnaval a la vuelta de las esquina a mis muñecas también les ha dado por disfrazarse.

Y a este bebé le encantan los animales, así que, a veces se viste de ranita y no para de dar saltos.

 Bebé disfrazado de ranita (33/365)

O de ciervo para corretear por el jardín.
 Bebé disfrazado de ciervo (35/365)

También osito de peluche a la hora de irse a dormir.

Bebé disfrazado de osito (34/ 365)

Buenas noches, pequeño, que tengas dulces sueños.

domingo, 3 de febrero de 2013

El hada azul.

El hada azul (31/365)

Las hadas son mágicas, frágiles y escurridizas. No se pueden ver en cualquier lugar, sino que se encuentran en sitios mágicos, como la orilla de un río, en las tiendas de chuches o sentadas en una latita de té, que es donde me he encontrado a esta pequeña hada de pelo cardado y vestidito azul charlando con un pajarito. Dedicada a todos los que creéis en las hadas.

El hada azul

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...