martes, 18 de noviembre de 2014

Adornos navideños estilo vintage.


Hay algo en los adornos de navidad que nos transporta a la infancia.




Cuando era pequeña adornar la casa en Navidad suponía una serie de rituales:

Paso 1: Desplegar las ramas del árbol (que tendría unas 20 en total).

Paso 2: Desenredar las luces y comprobar si funcionaban. Rara vez lo hacían, así que tocaba localizar la fuente de problema, cortar las bombillas que no alumbraban  y, en un alarde de temeridad, volver a empalmar los cables con cinta aislante.

Paso 3: Sepultar el árbol en espumillón y una especie de tiras finitas (doradas y plateadas) que los niños nos metíamos en la boca para que ondearan al viento mientras soplábamos.

Paso 4: Colocar los adornos.

En mi casa, entre los adornos podías encontrar:

- Un par de Papá Noeles de plástico.
- Un niño Jesús de plastelina dentro de una nuez que habías hecho en tercero de EGB.
- Copos de nieve de papel recortado con muuuuuuuucha purpurina.
- Muñecolates de los reyes magos que nunca llegaban a Navidad.
- Un buen puñado de bolas de cristal (preciosas y brillantes) en las que podías verte reflejada con cara de pez. Mis preferidas eran las que tenían forma de huso y una abolladura en el centro, que se fueron rompiendo poco a poco (objetos frágiles, niños y gatos forman una combinación quebradiza) .
- Alguna tortuga ninja despistada.


Un día pinterest apareció en nuestras vidas emborrachándonos las retinas con preciosos abetos minimalistas adornados con palos arrastrados por el mar, chimeneas encendidas mientras la nieve baila tras los cristales y niños rubios comiendo galletas de chocolate en sofás de un blanco inmaculado. Y nos entró el complejo, así que tiramos el espumillón y desterramos la los galápagos mutantes al desván.


Los únicos adornos que nos hubiera gustado conservar fueron son precisamente esas bolas, piñas y farolitos de cristal que se rompieron hace media vida. Ya conocéis mi afición a los rastrillos y tiendas de segunda mano. En estos años me he encontrado prácticamente de todo, pero jamás una de estas bolas por más que las he buscado. Como os decía, hay algo en los adornos navideños que nos conecta con la infancia y por eso no podemos desprendernos de ellos. Se pueden encontrar en ebay pero, como buena buscadora de tesoros, considero que es hacer trampa. Así que, este año, decidí hacerme mis propios adornos navideños vintage, para sepultar convenientemente el enorme abeto de dos metros y medio que decorará estas navidades el salón.


Y vosotros ¿conserváis algún adorno con especial cariño?

20 comentarios:

  1. No busques más en los mercadillos no vas a encontrar màs bonitas que éstas! Imposible! Preciosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo alma de anticuario, así que seguiré buscando pequeños tesoros. Besitos

      Eliminar
  2. una preciosidad de adornos

    besitos

    Mari

    ResponderEliminar
  3. Nosotros también seguimos adornándola en Navidad... y sí, se estropearon aquellas bolas que teníamos. Ahora utilizamos cualquier cosa que nos parezca bien, además de alguna bola y espumillón; claro que a las niñas les parece TODO bien. Una intenta que quede como en las fotos de las revistas, armonioso y cuidando todo detalle, y al final... un patiburrillo. Pero encantados.
    Ni punto de comparación con los adornos que has hecho para tu árbol. ¡¡Qué bonitos!! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me encantan los árboles con personalidad, si en el fondo es lo bonito, recuerdo que un año incluso colgamos los vestidos de la Barbie con perchitas. Un beso gordo para ti y tus niñas.

      Eliminar
  4. Yo nunca he tenido bolas de cristal, siempre de plástico. Y más o menos adornaba el árbol con lo mismo que tú, pero además había un montón de piezas de arcilla hechas por nosotros y una estrella arriba del todo que era un honor poner. Y mucho, mucho espumillón, que era lo que le daba categoría al árbol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros teníamos un pirulí para la punta, también de cristal y ya adivinarás como terminó, luego una estrella de alambres enmarañados, ahora pongo un angelito de fieltro, como no.

      Eliminar
  5. Es cierto que pinterest nos trauma, pero no cambiaria el mío. Tiene mucho de todo, y siempre que veo adornos, pienso que no estará de mas jajaja hasta que la navidad pasada me di cuenta que ya no tiene espacio el pobre. Pero viendo estos adornitos, llego a la conclusión de "que le hará uno mas" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso es justo lo que opino yo! Siempre hay sitio para algo más, es que es como gustan a mi los árboles navideños... abarrotaditos.

      Eliminar
  6. Que bonitos!
    Yo también recuerdo como rebuscaba de pequeña en la caja de adornos navideños, muchos de ellos sobretodo las bolas de colores acababan rotas de un año para otro, y a veces las figurillas del Belén desaparecian y aparecian por rincones inesperados en casa, creo que no les gustaba estar todo quietos y se dedicaban a investigar por las noches ;)
    ah por cierto a mi me gusta mucho tu árbol blanco pequeño de las fotos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, el Belén ese ya era otro cantar, ya que me negaba a que lo quitaran después de reyes y jugaba con las ovejas todo el año. Llevaba desde hace años queriendo un árbol nuevo de color blanco, como no encontré uno que me gustara compré este pequeñito para las fotos. El año pasado lo puse en el taller y me encanta.

      Eliminar
  7. acabo de llegar a tu blog y estoy alucinando con las monerías que haces. El fieltro nunca me ha llamado la atención, pero la verdad es que tus cosas son una preciosidad. Por aquí me quedo! Ese adorno del cervatillo, pero qué maravilla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa y ponte cómoda, un placer tenerte por aquí.

      Eliminar
  8. Yo solo con abrir aquella caja de cartón y aspirar el olor que desprendían los adornos y el espumillón ya era feliz. Ay! me entra mucha nostalgia...
    Como siempre, fan de tus creaciones. Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca era demasiado pronto para sacar esa caja mágica llena de tesoros.

      Eliminar
  9. Llega la navidad y estos detalles son una monada que esos días previos durante su ejecución has disfrutado y ahora compartido.
    Muchas GRACIAS
    uN ABRAZO
    mAITE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti y un abrazo gordo gordo.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...