viernes, 7 de noviembre de 2014

Elfos patilargos

Aquí está la primera entrada navideña del año. Quería empezar un poco mas tarde pero, si no lo hago ahora, no me va a dar tiempo a enseñarlo todo. Aunque el blog lleva un tiempo teñido naranja, lo que realmente se está cociendo en casa ¡desde Agosto! es la Navidad.




Todo empezó con una colaboración especial por la que tuve que coser algunos muñecos con motivos navideños. Saqué el mini-abeto blanco, que compré el año pasado, para hacer  fotos. No encontré el momento de guardarlo de modo que ya forma parte del paisaje habitual del taller.  Así que vivo en unas navidades casi perpetuas aunque, por lo he enseñado en el blog, haya podido parecer que mis dedos se habían convertido en la varita de Magrat puesta en modo calabaza. Si todavía sois alguno de esos pobres desgraciados (como yo misma hasta hace un par años) que todavía no han leído a Terry Pratchett, os digo una cosa: ¡ya estáis tardando!. Empezad por cualquiera de sus novelas (aunque si es una de La Guardia mucho mejor). Erigiréis altares en su nombre, compuestos por más de una treintena de libros, sonrisas, carcajadas e ironía sin fin . Si no vais a hacerme caso, sabed que, aunque me vais a seguir gustando igual, me sentaré aquí y os juzgaré un ratito en silencio.


Los primeros muñecos que cosí este año fueron un par de elfos. La inspiración proviene de una tradición Norteamérica poco conocida en España: la del duende en la repisa o "Elf on the Shelf". Lo cierto es que yo también desconocía esta tradición, hasta que, hace un par de años, me empezaron a llover peticiones desde el otro lado del Atlántico. Investigué un poquito y la cosa va mas o menos así: cada año, entre Acción de Gracias y Navidad, Santa Claus, envía elfos a todos los hogares para que le informen de como se van portando los niños. Y, cada noche, estos pequeños elfos vuelan hasta el Polo Norte para contarle a Papá Noel cómo les va con la familia que los ha acogido. Vamos, una red de espionaje en toda regla. Los elfos no se pueden tocar (si lo haces perderían su magia)  y, cada día, aparecen en un lugar diferente de la casa. Como hizo Fiona, hace dos años en casa de Jen Ulasiewicz. Jen la cosió a partir de uno de mis patrones y Fiona trasteo durante todas las navidades de lo lindo. Ver las fotos me hace feliz.

 A estos dos elfos todavía no les he puesto nombre ¿os apetece ayudarme?

21 comentarios:

  1. Buffffff qué difícil esto de bautizarles, mira que has hecho cosas bonitas pero estos 2.... Me han enamorado! Tienen cara de pillos y esos colores tan navideños....me encantan! Preciosos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi tampoco se me da muy bien poner nombre... es que es algo muy importante. Muchas gracias por visitarme.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A mi me parece que el morenito también te está guiñando el ojo... Love is in the air.

      Eliminar
  3. Parece que no va a aparecer nada mas bonito que el último trabajo y siempre solpendres con cosas nuevas. Las Tendrias que vender!
    Vomo nombre le pondria Rudolf, Cristof o Ofle ( elfo al revés) ;-)
    Felicidades por tus trabajos, són solprendentes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rudolf, podría ser un poco confuso... tal vez con el despiste del día de Navidad podría terminar tirando del trineo. Pero los otros me encantan. Gracias por pasarte.

      Eliminar
  4. Hola! Te han quedado tremendamente bonitos, los dos , un nombre? Que te parece Rusco ? Buscare en la biblioteca si hay algún libro de Terry Pratchett... es una tradición muy chula la que nos cuentas y los niños pequeños deben disfrutar de lo lindo .... y los grandes viendo la ilusión de los pequeños también...

    ResponderEliminar
  5. mui lindos t, me encanta tus trabajos, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos para ti también. Me alegra que te gusten.

      Eliminar
  6. Me encanta la tradición y tus elfos, yo llamaría al mío Sparkie, no significa nada, pero suena divertido, besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en élfico tiene que significar algo gracioso seguro. Me encanta.

      Eliminar
  7. Si te soy sincera, no había oído hablar de Terry Pratchett, pero me ha picado el gusanillo y buscaré alguno de los libros.
    En cuanto a los elfos, qué decir... ¡¡¡Que me parecen preciosos!!! Para poner nombres, no tengo mucha imaginación pero si te vale "Kraspi" y "Pescotín"... Estoy segura que tendrás alguno ya pensado. Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Cómo me gustan tus elfos patilargos!
    por cierto no he leido nada de Terry Pratchett y ahora me ha entrado la curiosidad ;)

    ResponderEliminar
  9. Qué lindos han quedado, son taaannn simpáitcos...Bss

    ResponderEliminar
  10. Preciosos. De estos no tienes los patrones o si?

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...