miércoles, 12 de noviembre de 2014

El Polo Norte y las cartas de Papá Noel


Nunca he estado en latitudes dentro del Círculo Polar, por lo que todas mis referencias sobre el Polo Norte vienen de la literatura, el cine y los documentales. Así que en mi mente, en el Polo Norte, convive Nanuk esquimal en su  iglú con osos polares pescando en el hielo y renos de nariz refulgente. Existe un Polo Norte real y muchos imaginarios. 




Hace unos días en instagram os enseñé parte de esta guirnalda. Así que ya conocéis al oso polar, a la foca y los copos de nieve. Os pregunté qué pensabais que era el adorno triangular del centro y vosotros respondisteis que una montaña o un árbol de navidad. En realidad pretendía ser el polo norte reflejando la aurora boreal. Es que una, a veces, se vuelve demasiado conceptual.


Cuando tenía doce años leí “El Señor de los Anillos”, y se convirtió en mi novela favorita de todos los tiempos y todos los mundos. Tres décadas y miles de libros después, mi amor por la obra de Tolkien no ha menguado ni un ápice. Sé que muchos no compartís mi entusiasmo. Imagino que Peter Jackson y sus películas crearon expectativas de grandes batallas en los potenciales lectores, quienes no estaban preparados para una novela donde la épica es mucho menos importante que las pequeñas historias, ni para encontrarse con Tom Bombadil y Baya de Oro (es decir, con la magia y el misterio),  con el sentimiento de pérdida  que dan los comienzos y con descripciones de briznas de hierba que duran dos hojas.


Cuando termino un libro que me conmueve de esta manera siempre me siento un poco huérfana. Como remedio inmediato me lanzo a buscar otros libros del autor. Así fue como me encontré por primera vez con “Cartas de Papá Noel”. En la biblioteca del colegio tenían una edición muy bonita, con reproducciones de las cartas originales y los sobres. Así que, a la magia de las palabras, se unía el placer de sobar cartas reales llenas dibujos y la temblorosa caligrafía de Papá Noel. No me extraña que haya tantas personas que se niegan a que el correo postal desaparezca y en pleno siglo XXI escriban cartas preciosas de su puño y letra.



En casa de Tolkien los niños escribían sus cartas a Santa Claus y este les respondía contándoles, mediante palabras y dibujos cómo era su vida en el Polo Norte. Las cartas duraron más de 20 años y poco a poco fuimos conociendo mejor a Papá Noel, a su ayudante, el Oso polar (que era un pequeño desastre y no paraba de meterse en líos) y sus sobrinos (que fueron de visita y decidieron quedarse para siempre), los elfos de la nieve, los gnomos rojos y los ataques de los trasgos.


Y  entre la fantasía se puede leer entre líneas historias paralelas, como la influencia de la guerra en la vida de una familia (la escasez de papel o de tinta, los regalos más modestos… ) o como van cambiando las cosas a medida que nos hacemos mayores: la ilusión de los niños en las primeras cartas da paso la ternura de las últimas donde se deja ver que la única razón por lo que las seguían escribiendo era para hacer feliz a su “Papá Noel”. 


Y vosotros ¿todavía les escribís cartas a Papá Noel o a los Reyes Magos?







14 comentarios:

  1. Hombreeee! Por supuesto! Y si no le escribes y no te trae nada?, nosotros aquí escribimos al Olentzero, un carbonero con pipa, txapela y una enorme tripa que es el que viene a las casas y trae regalos a los niños y no tan niños el 24 por la Noche. Lo del libro, me parece un buenísimo regalo para mi hermano un enamorado del señor de los anillos que se lo ha leído 3 veces! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eso es lo que digo yo, que por mandar cartas que no sea... Me encanta la tradición del Olentzero.

      Eliminar
  2. Que linda Guirnalda * - * Ohh !! claro yo recuerdo mis cartas a los reyes magos, ahora soy mayor y yo misma soy mis reyes magos > w < Que lindo post ~ ha mi me ha pasado con varios libros lo que mencionas y es que no creo que en algún momento las peliculas lleguen a grado de imaginación de una buen libro con una gran historia ~ *w*, la única película que me ha hecho llorar a mares, y no me la imagino de otra forma, es Cinema Paradiso ~ Te la recomiendo mucho si es que aun no la has visto.

    Besitoss~~ Amoo tu blog !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo dejo cartitas por los rincones a ver si los Reyes las encuentran. A mi me encanta leer, y me encanta el cine. Cinema paradiso es una obra maestra; grande grandísima. Un placer leerte por aquí.

      Eliminar
  3. Ay, yo no he leído ese libro, pero me lo apunto y voy corriendo a comprármelo. Sabía que existían esas cartas de Papá Noel, pero no sabía que estaban editadas, qué cosa tan bonita!

    En casa continuamos escribiendo a Papá Noel y a los Reyes todos los años del mundo, pidiendo mucho, pero contando algunas cosillas. Los Reyes todos los años dejan una cartita felicitando a los niños por lo que han conseguido durante el año y dándoles consejos. El friki, que ya tiene 11 años, cuestionó durante un tiempo la veracidad de todo el proceso, pero yo me he negado a darle el placer de confirmar o desmentir nada, y seguimos con las cartas y la magia. Yo voy a creer toda la vida en la Navidad, en Papá Noel y en los Reyes Magos. Y voy a continuar haciendo de esta época que empieza ahora una de las más bonitas del año, porque es que lo es!

    Y para mí el Polo Norte tiene un tren larguísimo que pasa por todas las casas del mundo y recoge a niños descreídos para enseñarles que sí, que hay cascabeles que solo suenan en los oídos de los que creen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que Paula, tú eres un duendecillo de Papá Noel, no nos engañas. No sé si quiero que me adoptes o secuestrarte para disfrutar del vértigo de unas navidades en Villa Pompón. El Polar Express no puede faltar... yo creo que el resto del año hace la ruta Londres-Hogwarts

      Eliminar
  4. Qué post tan bonito :3

    Yo soy de las que sí comparte tu afición por Tolkien. Creo que El Señor De Los Anillos fue mi primer libro "de mayor", mi madre me lo compró cuando tenía 13 años y me lo leí dos veces seguidas. Luego vinieron el resto de libros del mismo autor :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo la tremenda llorera que pillé cuando murió Gandalf... y también la que pilló mi hermana un par de años después. Creo que los libros que leemos a esas edades nos marcan sin remedio.

      Eliminar
  5. He leído varias veces "El señor de los anillos" y reconozco que siendo una adolescente me enamoró. Ahora, cuando empieza esa procesión de nombres y lugares...me cuesta un poco. Pero me pasa también con los que no he leído. No conocía el de "Cartas a Papá Noel" y estoy segura que debe embargar una emoción cuando tienes en tus manos cartas originales.
    En cuanto a mandar cartas... Este año empezaré a mandarlas con las niñas pero llevo mandando felicitaciones de navidad a la familia y a amigos toda la vida. Mis padres lo hacían y yo he continuado con la tradición. De hecho, ponemos en una mesa todos los que hemos recibido hasta ahora, y no son pocos. Antes los compraba pero desde hace 20 años los hago junto con una amiga.
    En cuanto a la guirnalda, me he enamorado... ¡Qué bonita! Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adoro las felicitaciones navideñas, y si son están hechas a mano ya es el despipote. Tienes que enseñárnoslas, con lo requetebién que se te da el scrap tienen que ser una auténtica delicia. Mi afición a los libros con muchos personajes no ha dejado de crecer y cada vez me embarco en sagas más largas y complejas...

      Eliminar
  6. Mmmmm, entrada polar y tolkiniana, ¿qué más se puede pedir? Ya te he dicho que estoy enamoradita de tus guirnaldas en general y de esta en particular... Y de la obra de Tolkien... me acompaña desde los 10 años que cayó en mis manos el Hobbit y le siguieron todos los demás...
    Me ha encantado la entrada y la idea de seguir escribiendo a mano hermosas cartas... Quiero un pen pal desde hace meses y no hay forma, ¿te apuntas? ;)
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé exactamente que es un pen pal, pero si quieres podemos intercambiar postales navideñas... ¿te apetece?

      Eliminar
  7. La guirnalda más bonita del mundo. Joooooo necesito adoptar a ese osito. Sé que no aceptas sobornos en metálico pero puedo hacerte galletas con todo el chocolate que quieras. Soy Naza desde el bus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú trae las galletas... luego hablamos del osito. Besos.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...