martes, 22 de abril de 2014

Libros, libros y más libros.




Tengo libros nuevos, regalados, heredados, de segunda (o cuarta) mano, libros que alguien olvidó o tiró y que llegaron a mis manos como pequeñas sorpresas imprevistas (siempre le doy una oportunidad a los libros encontrados porque están libres del peso de expectativas y prejuicios), tengo libros que nunca he abierto (y que no estoy segura de que vaya a hacerlo alguna vez), libros que he abandonado tras haber leído sólo un puñado de páginas y libros a los siempre querré volver. Mis favoritos, son esos libros sobados, leídos y releídos tantas veces que el papel adquiere una textura especial y cuyo volumen es el doble del que tenían cuando aún olían a libro nuevo porque, entre sus hojas se ha colado, a hurtadillas, una parte de mi vida. 

martes, 15 de abril de 2014

Rakú e hipocrás: una canción de fuego... y más fuego.

Todos los lunes por la tarde (cuando los festivos y las gripes no lo impiden) voy a clases de cerámica en el taller de Unzueta.

El señor Unzueta tiene una gata que me mira indolente mientras me peleo con el torno y que se mueve entre las piezas con la gracilidad de una bailarina, sin tocar ninguna, tan bonita y cariñosa que siempre me la quiero llevar a casa escondida en el bolsillo, tiene dos hornos que ha construido él mismo, una perra que te recibe con saltos y cabriolas, un montón de cachivaches extraños que han sido usados durante años y que encuentro fascinantes (porque los objetos, al igual que las personas, cuanta más vida tengan detrás más me interesan) y un taller caótico y desordenado por el uso diario lleno pruebas y algunas piezas fallidas (que a mi me parecen tremendamente hermosas) de las que habla con frustración pero que se resiste a tirar... es decir, una taller como deberían ser todos los talleres, justo como el mío (pero en grande). También tiene una maestría con el torno que hace que el tiempo se detenga y de sus manos salen las piezas de cerámica más bonitas que he visto, de colores navegables.


miércoles, 2 de abril de 2014

Claudina.

Hoy os quiero presentar a Claudina. Claudina nació hace un par de semanas, toda piernas largas y ojos grandes. Es soñadora, tranquila y cecea un poco al hablar, aunque no le gusta que se lo digan.

martes, 1 de abril de 2014

Los libros de Marzo



Tengo una gripe de las que hacen historia. Hace unos cuatro años me puse a cocinar “de verdad” y empecé a hacer comida sana, con ingredientes frescos, elaborada y rica rica. Las pizzas congeladas y los macarrones con salchichas regados con tomate frito de bote pasaron a la historia y mi casa empezó a llenarse de olores de cebolla pochada con cariño, de sofritos que aligeran el peso del alma, de guisos suculentos que hacen resucitar a los muertos, de asados portentosos y de sopas cocinadas a fuego lento.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...