martes, 28 de julio de 2015

Guarda agujas de ganchillo


Hay que ser honestos, ni los monjes tibetanos cumplen sus propósitos de Año Nuevo. Y es que siempre hay cosas mucho más entretenidas que ponerse a dieta, hacer deporte, perfeccionar el inglés, leerse el  Genji Monogatari o ahorrar, como, por ejemplo, ver capítulos repetidos de Dr. Who mientras te comes media tableta de chocolate, leer en bucle la saga de Gerald de Rivia o mirar al cielo mientras sientes como la galaxia de Andrómeda se acerca peligrosamente, para terminar colisionando con la Via Láctea y acabar con la vida en la Tierra.





Por eso nunca hago propósitos de año nuevo. Pero sí me marco ciertos objetivos, como escribir una entrada a la semana o intentar domar a mi máquina de coser.  Como veis lo de publicar lo llevo a rajatabla (guiño, guiño), pero ponerme con la máquina, lo había pospuesto a que llegara el verano. Mis manos, el calor y el fieltro no hacen buenas migas, así que aprovecho esta época del año para ponerme con las telas.


Hace unas semanas me animé a deshacerme de todas las agujas de ganchillo roñosas y medio oxidadas, de procedencia misteriosa, que pululaban por casa y comprar un juego ergonómico. Son muy cómodas y tan bonitas que quiero coleccionarlas todas como si fueran Pokemons.


 Necesitaba un sito donde guardalas y me encontré este tutorial para hacer un guarda agujas. No me pareció muy complicado y, además, me daba la oportunidad de aprender a poner un bies. Creo que quedó bastante bien (a la segunda: el primer intento fue un desastre, pero; si no se lo decimos a nadie, no tienen porqué enterarse).


La única variación importante que hice respecto al tutorial, fue coser el bolsillo al interior primero, para que no se vieran las costuras en la parte de fuera, y así poder adornarlo con un bordado.

Os presento el boceto. Está dibujado en un trozo de papel de horno, mientras esperaba que esponjara la masa de la pizza ¡Puro glamour!



Después tocó mi parte preferida, que es dejar el taller hecho un revoltijo eligiendo telas y combinando estampados, que es lo que le da calidad a la película. Me gustan casi todos los proyectos de patchwork, pero, tengo que reconocer, que hay algunas personas cuyos trabajos siempre tienen algo especial. No  son los que tienen una mejor técnica (que siempre es un plus, por supuesto). Lo que los diferencia es que tienen muy buen ojo a la hora de escoger las telas. No siempre es fácil. Un pequeño truco es tomar como punto de partida una tela que nos guste mucho y combinarla con otras de los mismos tonos. No falla.



Turquesa, blanco, mostaza y pequeños detalles en rojo... una combinación perfecta.


Estoy muy contenta con el resultado.

22 comentarios:

  1. Ohhhhh! ..... Que bonito !!!!! El bordado , las telas , las fotos,.... ¡¡TODO !!! ... me gusta muuuuucho!!!!! :-))) Tienes mucha sensibilidad .... Un beso , hasta la próxima, que te vaya todo muy bien.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué maravilla! Es el porta-agujas más bonito que he visto jamás! ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me vas a poner colorada y todo. Muchas gracias.

      Eliminar
  3. OOOOooohh !!! has conseguido que me sienta culpable !!! mis agujas están cada una donde le parece , pues las guardo y luego no recuerdo dónde....., me parece una idea genial lo de tenerlas todas juntas guardaditas y además es una preciosidad el guarda agujas . Creo que me animaré a hacerme uno y de paso debería aprovechar para renovar mis crochets que está viejiños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me parece que el desorden también tiene su encanto. El problema es que luego nunca encuentras nada. Si te animas seguro que te queda preciosímo, con esas manso que tienes. Biquiños.

      Eliminar
  4. Como me gusta tu dibujo bordado y tus agujas de ganchillo de colores ^^

    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy molonas y no te duelen los deditos cuando ganchillas bastante rato. Biquños.

      Eliminar
  5. ¡¡¡Para no estar contenta!!! Muy bonito. Es difícil elegir telas, sí, pero has hecho una elección estupenda. Además, el bordado lo realza aún más.
    A mi me da pena deshacerme de las agujas que tengo, son como pequeños tesoros…Gracias por compartirlo. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ángela. Haces muy bien en conservar tus agujas. Las mías no te hubieran dado pena ninguna. Creo recordar que habían venido con algún fascículo y eran malas con avaricia. Besitos para ti también.

      Eliminar
  6. pues si que a estado activa no hace falta que cumpla sus propositos atrasados desde luego con todas estas bellezas salidas de sus manos ya cumplio.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Que bonito, me encantan todos tus trabajos.
    Besos. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi me encanta que te encanten. Besos.

      Eliminar
  8. Qué cucada! Te ha quedado muy bonito... y los colores me encantan!
    Besotes,

    Merche

    ResponderEliminar
  9. Siempre que veo uno de tus bordados, me dan unas ganas locas de bordar ^_^ Lejos el porta agujas más bello! Hace un tiempo hice uno, al igual que tu, motivada por un set nuevo de agujas de colores monisímos, a un costado le hice un compartimiento transparente con cierre, para los marcadores de punto, contador de vueltos o una mini tijera. No hay nada mejor que saber donde están jajjaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que aprovechar esos arrebatos, y ponerse manos a la obra que luego las musarañas se cruzan en nuestro camino y no hacemos nada.

      Eliminar
  10. ¡Precioso! Cuando tenga un poco de tiempo lo haré, y seguro que me viene muy bien para guardar mis agujas. Gracias por compartirlo. Saludos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...