miércoles, 9 de diciembre de 2015

Ratona y calcetines.



 Hoy os quiero presentar a esta ratoncita. Creo que es un poco tímida y por eso, cuando intento hacerle fotos, se esconde dentro de una taza o dentro de los calcetines tendidos. Todo está tan húmedo fuera que es natural que haya querido pasar a calentarse.

Cuando era pequeña se colaba algún ratoncito diminuto por debajo de la puerta de vez en cuando. Todos los habitantes de la casa reaccionábamos de una forma diferente. Mi madre sacaba la escoba y movía todos los muebles para intentar darle caza. Mi hermana se asustaba. A la pobre le daban tanto miedo que siempre "extraviaba" sus dientes de leche, antes de que se hiciera de noche. No le hacía ninguna gracia que un ratón se paseara por su cama, por mucho que tuviera un apellido tan español como Pérez. En cambio, yo preguntaba (aunque sin muchas esperanzas) si nos lo podíamos quedar como mascota. 






2 comentarios:

  1. ¡¡¡Madre mia!!! Que fuerte la historia que nos explicas de tu tia, .no sabia que pudieran ser de esta manera los cerdos. Tengo una amiga que tiene uno como mascota y es un cerdito mimosin y cariñoso... un bonachon. Entre los animales como entre las persones hay de todo... Me gusta muchisimo la ratoncita, es un verdadero encanto, tiene una expresión muy però que muy dulce, y la guirnalda de calcetines es preciosa y la vajilla que nos enseñas de vez en cuando ya sabes, ¡ me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Me has dejado pasmá!!!!. Anda que no he aprendido cosas hoy (lo de los remos ni lo sabía)... y ahora mismo voy a ponerme un bocata. Un besazo!!!

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...