viernes, 26 de febrero de 2016

Amigos de tela

Hace ya unos cuantos años, un amigo me regaló una máquina de coser. Nunca me había planteado hacerme con una, aunque llevara un tiempo cosiendo casi a diario.

Mi fotógrafo guardaba en un armario una máquina de coser preciosa, llena de arabescos dorados,  que había pertenecido a su bisabuela y que se guardaba en una caja de madera lacada.  Para accionar la máquina, había que hacer girar con la mano una especie de rueda situada en uno de sus laterales . La única vez que intenté aprender a usarla el desastre se olía en el aire. Lo reconozco: la coordinación no es uno de mis fuertes. Así que, mientras intentaba mantener controlada la tela, procuraba que no se enredara el hilo y le daba vueltas al volante, por una fracción de segundo perdí de vista la aguja... mejor no os cuento el resultado.



La máquina todavía sigue en el armario, como un dalek aparentemente desactivado, esperando a que me despiste para cobrar vida y gritar con voz metálica una inquietante palabra: ¡EX-TER-MI-NA-TE!

Cuando llegó la máquina nueva, la miré con cierto recelo y, aunque traté de entablar una relación cordial, nunca acabamos de llevarnos demasiado bien. Me sentía un poco culpable por dejar que acumulara polvo en un rincón del taller. Y sospecho que todavía seguiría allí, si no fuera porque un día,  el fotógrafo decidió que iba a aprender a usarla (creo que esa atracción irresistible que tengo por los libros y las tazas, él las tiene por cualquier cosa que tenga botones y funcione con electricidad).  Y ahora, lo mismo te cose unas cortinas, le hace fundas muy serias y formales a todos sus aparatos electrónicos o le sube el dobladillo a unos pantalones.

Y, como no tengo vergüenza, decidí aprovecharme de sus habilidades y probar a hacer algunos muñecos más grandes cosidos a máquina. Creo que hacemos un buen equipo. Yo me dedico a diseñar, cortar la tela y añadir los detalles bordados a manos, mientras que él se enfrenta con mirada estoica, a LA BESTIA.

De momento he hecho (hemos) un pequeño pingüino, que adornó el árbol de navidad de una familia bonita.


Un gato y oso que solamente se diferencian en el bordado de la cara y en la forma de las orejas.


Y un par de búhos que han llenado de color el taller estos días de invierno.


Creo que es un poco tarde para felicitaros el año nuevo. Espero no volver a tardar tanto en escribir. De cualquier modo, que tengáis una vida bonita.

9 comentarios:

  1. ¡¡¡Son preciosos!!!. Hacéis un buen equipo. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encantan Paloma, hacéis buen equipo bss

    ResponderEliminar
  3. Paloma habéis de seguir con este tamden , en serio, es una preciosidad lo que habéis creado juntos ,me encanta.¿ Tienes en venta los patrones ? Me alegro de "verte" otra vez por aquí , a ver si no tardas tanto en publicar que se te echa de menos... Besos.

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso equipo! Ese pingüino es parte de nuestra familia, no ha querido meterse a hibernar en las cajas de adornos navideños que suspiran en el trastero y se ha instalado en la habitación de la peque de la casa. Qué ilusión ver su foto, estamos alrededor del móvil sonriendo! Gracias, equipo, millones de achuchones bien apretaditos!

    ResponderEliminar
  5. Maravilloso equipo! Ese pingüino es parte de nuestra familia, no ha querido meterse a hibernar en las cajas de adornos navideños que suspiran en el trastero y se ha instalado en la habitación de la peque de la casa. Qué ilusión ver su foto, estamos alrededor del móvil sonriendo! Gracias, equipo, millones de achuchones bien apretaditos!

    ResponderEliminar
  6. Te entiendo perfectamente. La primera vez que cogí la máquina, ella me controlaba a mi. Ahora... sigue controlándome, aunque no la dejo mucho.
    Me encantan los animalillos. Hacéis un buen equipo.
    No tardes tanto en escribir, que te echamos de menos.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. I would love if you made up the pattern for the kitty and bear to sell in your etsy shop.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...